Arboles de Navidad hechos con CORCHO

abril 03, 2013

En esta primera entrega les presento una diversidad de ÁRBOLES DE NAVIDAD elaborados con corcho como su materia prima. Todos son sencillos de hacer. Según el modelo, pueden usarse alambres, cintas o goma para armarlos.

Verán árboles medianos, otros en miniatura; también, árboles para fijar de la pared o colgar en la puerta; árboles para usar como centros de mesa; árboles para colocar en canastas, en bandejas y en bolsitas; árboles pequeñitos para colgar como ornamento decorativo y muchos más.

El corcho es un material versátil e ideal para muchas manualidades, por su facilidad para trabajarlo. En todas estas entradas de esta serie veremos algunos usos menos comunes y muy ingeniosos para esta singular materia prima.

La presentación más común que encontramos del corcho son las tapas para sellar las botellas de aceite, vino, champaña, sidra y demás bebidas. Pero en lugar de tirarlas a la basura, podríamos reunir una buena cantidad de ellas para lograr algunas de estas originales creaciones.



ÁRBOLES DE NAVIDAD DE CORCHO:
(Haz click en las imágenes para ampliarlas).

Este primer modelo es un sencillo pero elegante detalle. Bueno para colgarlo de la pared o de una puerta, ya que no tiene suficiente estabilidad ni soporte para mantenerse en pie:


Este otro arbolito navideño está elaborado con corcho, ramas de pino, algodón y está adornado con canicas y otros ornamentos pequeños:


Un curioso árbol de corchos multicolores, rematado con una cinta y colocado sobre una cama de bellotas y piñas de pino:


A este árbol se le colocó por dentro una extensión de pequeñas luces navideñas, para iluminarlo en la oscuridad:

 

Aquí vemos un árbol hecho con corchos al natural, rematado en la punta con una estrella (puede hacerse de algodón o de algún material brillante). Excelente para un centro de mesa:


El árbol de abajo se hizo con corchos dejados en su color natural, intercalados con pequeñas esferas rojas decorativas:


Este arbolito de corchos es similar al los anteriores, solo que se le colocó una base de vidrio:


Un sencillo árbol navideño miniatura adornado simplemente con una cuerda o hilo, ideal para colocar junto al puesto de cada comensal. También podemos darle un toque de color utilizando un cordel de otro color.


Este es un árbol miniatura que se hizo utilizando solo siete anillos cortados de tapones de corcho, sujetados con un alambrito (como de los que cierran las bolsas plásticas de pan). ¿Más simple que eso? No lo creo.


Bueno, creo que me equivoqué. Sí había un modelo aún más fácil de hacer. Solo incrustamos una ramita de pino (natural o artificial) en un corcho y ¡listo! Ya tenemos un fino y delicado mini-árbol navideño.


Árbol de tapones de corcho para adornar una mesa o estante:


A la hora de brindar se puede colocar en la bandeja este sencillo árbol navideño. En este caso, se usaron los tapones de corcho de la misma marca que el vino que va a ser servido. Un curioso detalle.


Este es similar a un modelo que vimos un poco más arriba. En este caso, se puede usar como parte de una corona navideña:



Trío de arboles navideños de corcho, para adornar cualquier rincón de la casa:


Estos árboles de corcho son buenos incluso para decorar el exterior de la casa o nuestro jardín, pues resisten bien la intemperie:


Estos son unos modelos más coloridos e informales. Resultan también adecuados para una decoración infantil navideña:

La forma de este modelo se asemeja más a la de un árbol de pino. Se ha pintado de verde, se le colocaron pequeñas florecillas y se remató con un ángel diminuto en la punta:


Un perfecto árbol navideño, pequeño y liviano, que cabe en la palma de tu mano:


Incluso unos tapones de corcho dispuestos en orden sobre una mesa nos pueden dar la idea de un árbol de navidad. Eso es para aquellos que quieren trabajar menos:


Árbol navideño miniatura, decorado con papeles de colores, como aquellos para envolver regalos:


Para este pequeño árbol navideño se pintó de verde oliva el cuerpo del árbol, y como estrella se le colocó el propio sello de la botella:


Estos corchos colocados en aparente desorden y entrelazados con una cinta brillante y una sencilla estrella ya nos dan la idea de un curioso árbol navideño:


¿Queremos pequeños ornamentos para decorar por aquí y por allá? Tan simple como amarrar un cordel alrededor de unos recortes de corcho y ya tenemos nuestros pinos miniaturas:



Árbol navideño hecho con tapones de corcho, rematados en la punta con un simple alambre doblado en forma de estrella. Originalmente minimalista:


Pequeños árboles miniatura, perfectos para adornar alrededor de una canasta de mimbre o de paja:


Y no solo podemos hacer arbolitos con el corcho. También imitan muy bien unas coronitas navideñas y unos bastones de menta. Todos, rematados con un delicado lazo de cinta:


Incluso se pueden colocar dentro de bolsitas plásticas, con una lámina de cartón de una caja cualquiera como fondo, y ya tenemos un fino detalle para adornar cualquier esquina, o un original recordatorio para entregar a los invitados de nuestra fiesta navideña:
Estos arbolitos miniatura fueron hechos con corcho y adornados con botones, con retazos de tela o papel e incluso pintados. Quedan excelentes para colgar por la casa o como ornamentos del árbol navideño:


Y aún hay muchas más ideas para hacer con corcho...

LAS MUCHAS BONDADES DEL CORCHO:

El corcho es la corteza del árbol llamado alcornoque. Es un tejido vegetal que recubre al árbol. Cada año va creciendo una nueva capa de adentro hacia afuera, y es la capa exterior la que se extrae para su uso comercial.

La producción mundial de corcho es de aproximadamente 340,000 toneladas, siendo Portugal, España e Italia los mayores productores (¿será que usan todo ese corcho para tapar botellas?).

No en vano el corcho es tan usado y tan útil, pues posee cualidades únicas e inigualables que ningún ingenio humano ha logrado imitar o mejorar. Entre ellas están:

  • Su ligereza: El 88% de su volumen es aire, lo que lo hace muy liviano y a la vez tiene gran flotabilidad.

  • Su flexibilidad y manejabilidad: Puede comprimirse hasta casi la mitad de su longitud sin perder ninguna flexibilidad, y recupera su forma y volumen en cuanto deja de presionarse. Es fácilmente manejable para moldearlo y cortarlo. Su facilidad para deformarse le hace excelente para tapar botellas a presión.

  • Es antideslizante: La superficie del corcho queda tapizada por microventosas que le permiten una gran adherencia y dificultan su deslizamiento.

  • Su impermeabilidad: Es prácticamente impermeable a líquidos y gases. Su resistencia a la humedad le permite envejecer sin deteriorarse. Incluso se han hallado ánforas de vino dentro del mar que conservaban su cierre de corcho en perfectas condiciones.

  • Su gran poder calorífico: Posee alta capacidad para generar calor.

  • Su bajo contenido en agua: La humedad de equilibrio del corcho con el ambiente no supera el 9% de su peso, siendo normalmente del 6%. Esta baja humedad hace imposible la proliferación de microorganismos.

  • Es un excelente aislante térmico y acústico: Su estructura alveolar (impidiendo circular el aire dentro de sí), su bajo contenido en agua y la falta de conductividad de sus compuestos le permite cumplir su función de aislante de  forma efectiva. Presenta una resistencia al paso del calor treinta veces superior a la del hormigón y no permite la buena propagación del sonido, por lo que es un excelente aislante acústico.

Usos comunes del corcho:

Uno de los usos más difundidos del corcho es como tapón para recipientes de vidrio, en especial las botellas de vino, de aceite y otras bebidas. Otra aplicación frecuente del corcho es la producción de paneles con fines acústicos (para aislar el sonido en estudios de grabación, oficinas, etc.); con fines decorativos (para recubrir paredes, mesas y otras superficies), y también a modo de tableros o carteleras para fijar notas, avisos u otros objetos livianos mediante chinchetas.

Hay que tener en cuenta que hoy en día no todos los tapones de botellas son de corcho natural, pues también se les produce con otros materiales, principalmente plásticos. Tampoco los paneles son siempre de corcho natural, pues también se fabrican con ciertas fibras plásticas o de celulosa, u otros materiales textiles. Aunque en todos estos casos, su apariencia sigue siendo similar a la del corcho natural.

El corcho también se usa como componente en los instrumentos de viento como cierre para evitar la salida de viento en las llaves y otras zonas. Además lo encontramos en la suela de multitud de zapatos y, cada vez, en más accesorios como bolsos o paraguas.

2 comentarios :

  1. muy Hermosa la pagina todo muchas gracias desde Chile
    Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia. Muchas gracias a ti. Bienvenida seas siempre por aquí; y saludos hasta Chile.

      Eliminar

Nos encantaría conocer tus comentarios!

 
Curiosas IDEAS © 2013 | Plantilla Bloggerest diseñada por Ciudad Blogger